Ladridos del perro mágico (1999)

by José Ignacio Lapido

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      €8.99 EUR  or more

     

1.
HABLANDO EN SUEÑOS Si me pusiera un traje de arlequín hecho con rombos podrías pensar que, tal vez, yo soy uno de vosotros y si dijera que todo es nada y nada es eterno querríais creer que mis palabras sólo son bostezos. No me hagáis caso hoy debo advertiros que en realidad estoy hablando en sueños estoy hablando en sueños. Si yo pudiera coger la piedra y convertirla en oro me haríais salir con mi mejor sonrisa en vuestras fotos si amaneciera en mi cama convertido en un insecto yo sé muy bien que ni siquiera me leeríais mis derechos. No me hagáis caso hoy debo advertiros que en realidad estoy hablando en sueños estoy hablando en sueños. Si te contara que me miré al espejo y era otro te oiría decir que es un farol; me tomarías por loco si yo tuviera el diapasón que afina sentimientos te haría volver y te diría que el amor no ha muerto. No me hagáis caso hoy debo advertiros que en realidad estoy hablando en sueños estoy hablando en sueños.
2.
CUANDO LAS PALABRAS VUELVAN DEL EXILIO Te gritaré un poema al vacío sabiendo que el eco me lo devolverá para hacerme creer que no todo está perdido. Escribiré en la pared una frase pidiéndole al tiempo que dé un paso atrás después cruzaré el desierto para llamarte… Y te mentiré y te diré que te quiero como dijeron en “Johnny Guitar” y te escribiré una triste canción, la más triste que hayas oído Cuando vuelvan las palabras del exilio. Te contaré el mismo cuento de siempre pero esta vez cambiaré el final: los malos serán los que al acabar se besen. Y le hablaré a las plantas carnívoras sobre el pecado original así crecerán sabiendo que hubo una vez un paraíso Cuando vuelvan las palabras del exilio. Y le diré a las nubes que pasan: “Cuando volváis yo ya no estaré aquí” y os daré las gracias al terminar si es que habéis aplaudido Cuando vuelvan las palabras del exilio Cuando vuelvan las palabras del exilio.
3.
Roto 03:31
ROTO Envolviendo el destino en papel de aluminio, aguantando la respiración congelando el agua de lluvia que un día nos hizo perder la razón viendo rayas de tigre en cielos tan grises como el llanto y el cemento encendiendo cerillas o escribiendo sin tinta mensajes de incomprensión. Mensajes de incomprensión. Viendo radiografías de huesos quebrados fotos de cuando me aplastaron la nariz y electrocardiogramas de mi corazón roto. Bebiendo ese cáliz amargo que a todos nos tocará beber tirando esos dados trucados que siempre nos han hecho perder pidiendo perdón por escribir tantos versos acabados con infinitivo manteniendo en punto muerto el cerebro, negándonos a crecer Negándonos a crecer. Viendo radiografías de huesos quebrados fotos de cuando me aplastaron la nariz y electrocardiogramas de mi corazón roto roto. Dudando si ir al Norte o al sur de un país imaginario donde las líneas rectas se hacen madejas en nuestras manos haciendo de hombre-orquesta en tu puesta, esperando verte salir o aguardando sentado a que en la pantalla aparezca la palabra fin aparezca la palabra fin. Viendo radiografías de huesos quebrados fotos de cuando me aplastaron la nariz y electrocardiogramas de mi corazón roto roto.
4.
EN ALGÚN LUGAR DE LA MEDIA NOCHE Donde el desierto se convierte en mar con olas de arena y el viento, cansado, dejó de empujar a los barcos de piedra. Ven con un mapa de sueños entre coral y palmeras en algún lugar de la medianoche… me encontrarás. En tus pupilas con el resplandor de la última estrella en tus oídos con esa canción de amor y tormentas. Ven columpiándote en aire sin ahuyentar el silencio en algún lugar de la medianoche… me encontrarás. Flores salvajes que brotan teñidas de oscuridad vuelven su cara a las luces que llegan de la ciudad en algún lugar… Allí donde el tiempo besa el perfil de la luna que espera y se juegan partidas que no tienen fin con las almas en pena. Búscame en la encrucijada tráete la luz de una vela en algún lugar de la medianoche… me encontrarás.
5.
LADRIDOS DEL PERRO MÁGICO Ahí llega de vuelta el que dijo que no volvería estuvo sembrando amapolas en la tierra prometida eso fue cuando tú y yo coleccionábamos días tristes tan tristes como las caricias que ya dimos por perdidas. Los buitres acuden a picar en los restos de la Historia los maestros enseñan a sumar mientras los niños cazan moscas y nosotros dos empeñándonos en capturar eclipses en la otra esquina del mundo alguien pregunto la hora. Ahí llegan los ecos de nuestro pasado entre los chirridos de los neumáticos puedo oír los ladridos del perro mágico del perro mágico. ¿Cuánta gente se hizo sangre al morderse los labios de rabia? ¿Cuántos nos quedamos dormidos antes de pasar la página? Cuando el viento trae las melodías que deja escapar el dolor Las adolescentes escriben su diario de lágrimas. Ahí llegan los ecos de nuestro pasado entre los chirridos de los neumáticos puedo oír los ladridos del perro mágico del perro mágico. Pasa el tiempo y el cirujano no logró dar con el alma el soñador sigue confundiendo a las libélulas con hadas y nosotros nos estrellamos contra el muro de nuestros deseos y afinamos cada día, por si acaso, las guitarras. Ahí llegan los ecos de nuestro pasado entre los chirridos de los neumáticos puedo oír los ladridos del perro mágico del perro mágico.
6.
FURIOSO CON EL MUNDO No he dejado de soñar ni un momento aunque llevo cien años sin dormir; si se enfrían los sueños cristalizan pesadillas hablo en serio aunque me ría deberías saber que estoy que estoy furioso con el mundo. ¿Alguien vio alguna vez un gusano en las manzanas del árbol del bien y del mal? Lo dijo el sabio: “los opuestos son complementarios” tengo un arma y una Biblia y deberías saber que estoy que estoy furioso con el mundo. Vi al boxeador sangrar por la boca pero aún con ganas de pelear luego le oí gritar: “Gabba, gabba, hey!!” con la voz rota y me dijo: “No me importa deberías saber que estoy que estoy furioso con el mundo”. Furioso con el mundo.
7.
SIGO ESPERANDO Esperando en el camino que alguien de una respuesta llevo en una mano un libro y en la otra una piedra. Otros le hablan de sus dudas a una calavera o golpean con los nudillos el contenedor. Todos creen que habrá un descanso al final de la escalera van buscando paraísos al final de cada puerta y se cuelgan crucifijos y agitan banderas yo sigo esperando ¿qué más puedo decir? Que el brujo puede hacer que llueva y el viento hace que enloquezca pero creo que nadie puede hacer que tú que tú vuelvas que tú vuelvas. Esperando a que en los muros aparezcan grietas que nos dejen ver al Cíclope en su madriguera. Otros buscan un refugio en la tormenta yo sigo esperando ¿Qué más puedo decir? Que el brujo puede hacer que llueva y el viento hace que enloquezca pero creo que nadie puede hacer que tú que tú vuelvas que tú vuelvas.
8.
A MIL AÑOS LUZ He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está. He acariciado siluetas danzando en la niebla he atesorado los días que te vi sonreír así se hace eterno el instante, la última página antes del fin. Aunque te sueño en azul ando perdido en un sueño de espejos sigues estando tan lejos a mil años luz a mil años luz. He destilado la luz escarchada del alba si nuestros pasos se cruzan la podremos beber como un vino de suaves llamas que nos recuerde lo que fuimos ayer. Aunque te sueño en azul ando perdido en un sueño de espejos sigues estando tan lejos a mil años luz. Aunque te sueño en azul ando perdido en un sueño de espejos sigues estando tan lejos a mil años luz a mil años luz.
9.
MI NOMBRE ES SÍSIFO Sólo soy un hombre que lleva una piedra en el bolsillo te diré mi nombre antes de morir; me llamo Sísifo este es mi destino y no tengo nada bueno que contar sigo mi camino aunque nunca veo el final. Como tú ya sabes siempre me gustó meterme en líos jugar con puñales y desvelar secretos prohibidos. Este es mi castigo y a nadie le deseo esta maldición ni un vaso de vino ni un poquito de amor. Aquí estoy un día más entre la cumbre y el abismo es mi castigo hasta la eternidad lo diré otra vez, otra vez… mi nombre es Sísifo. El viento fue mi padre y nunca supo que hacer conmigo como Muddy Waters me tambaleo y ruedo al precipicio ya lo dijo un listo:”todo lo que sube ha de bajar” con mi piedra en el bolsillo y nada bueno que contar. Aquí estoy un día más entre la cumbre y el abismo es mi castigo hasta la eternidad lo diré otra vez, otra vez… mi nombre es Sísifo.
10.
Nadie sabe 03:15
NADIE SABE Toma mis huellas dactilares toma mi personalidad roba mis dientes de oro y ponte a correr tú podrías ser mi "otro yo" y "yo" un pronombre personal. Baja el volumen de tus dudas prende fuego a tu carta astral muerde la mano que te da de comer y saca un billete de ese tren que nadie sabe donde va. Nadie sabe qué puede pasar Nadie sabe qué puede pasar. Haz la señal de la victoria cuando te arrastre el huracán guíñale un ojo a un gato negro y después deja escrito un buen epitafio en una servilleta de bar. Nadie sabe qué puede pasar Nadie sabe qué puede pasar. Nadie sabe. Gafas para ver tres dimensiones de lo que nunca existió si aún sigues creyendo en el mundo real he oído que decían que en el vino estaba la verdad. Nadie sabe qué puede pasar Nadie sabe qué puede pasar.
11.
SIN PIES NI CABEZA Las octavillas han sembrado el callejón anuncian la revolución que nunca llega la radio suena en mono, le falta un altavoz la vida en estéreo: por un lado cal y el otro, arena. Nadie se sabe el guión pero han saltado ya a la escena nadie les ha gritado Acción!!! saben que esta función no tiene pies ni cabeza. Bajo un cartel del circo ruso que pasó el pordiosero se sentó a ver pasar el día silbando himnos que aprendió en la legión su mundo tiene forma de calle sin salida. Alguien le dio al interruptor y los engranajes de la máquina torpemente empiezan a girar pero lo harán aunque no tienen pies ni cabeza. Confuso y aturdido me vuelvo a sentir yo a esa hora en que las calles se riegan, los policías piden la documentación y los licántropos sueñan con lunas llenas. Él ya volvió y pidió perdón ella ha secado bien sus lágrimas es tarde para hablar de amor pero sabemos que lo harán sin pies ni cabeza ni cabeza.
12.
EL DIOS DE LA LUZ ELÉCTRICA Siempre creí que El Cielo era el nombre de un bar con música para bailar y sillones de terciopelo; intento unir el mito y la verdad con pegamento y tú me traes ungüentos para hacerme inmortal. De cobre son los hilos que transmiten confusión y bien ha de saber tu Dios que de cera son los cirios; se ha parado el ascensor, ¿Es así el paraíso? o ¿Es el capitalismo que nos nubla la visión? Ando buscando al Dios de la luz eléctrica si tú lo vieras ¿le podrías hablar de mí? Ando buscando al Dios de la luz eléctrica si tú lo vieras ¿le podrías hablar de mí? Ya llego tarde al funeral, me he dormido ante el espejo acaba de morir de viejo el nuevo orden mundial sé que más tarde me dirás que todo ha sido un sueño los relojes se harán queso si el tiempo se hace gas. Ando buscando al Dios de la luz eléctrica si tú lo vieras ¿le podrías hablar de mí? Ando buscando al Dios de la luz eléctrica si tú lo vieras ¿le podrías hablar de mí?
13.
pájaros 05:31
PÁJAROS Como un ritual de cada madrugada mi mente libra batallas pensando que alguien me da terrones de azúcar que endulzan mi amargura y abren pequeñas ventanas para respirar. Los pájaros incandescentes comienzan a volar las bolas de billar, la gente... el día echa a rodar Deja sonar la música, sólo una vez más. Soldados de plomo y animales disecados santos de escayola con flores de plástico creo que ya lo he explicado: no soy mejor ni peor que cualquier vino malo del 62. No habrá culpables ni inocentes hoy al despertar seremos casi transparentes y apenas nos verán Deja sonar la música, sólo una vez más Deja sonar la música, sólo una vez más. -solo- Los pájaros incandescentes comienzan a volar las bolas de billar, la gente... el día echa a rodar Deja sonar la música, sólo una vez más. Deja sonar la música, sólo una vez más.
14.
Inacabado 02:18
IINACABADO Otro día de humo y barro de mirada interior y de deseos enjaulados. Otro día solitario al que no veo el final el camino se hace demasiado largo. Mira esa vela encendida bajo la lluvia Oye mi tristeza: está haciéndose música. Otro día que he luchado con las armas del perdedor y dejo este verso inacabado inacabado.

about

Ladridos del perro mágico fue el primer álbum en solitario de José Ignacio Lapido después de la disolución de su anterior grupo 091

credits

released March 1, 1999

.
CRÉDITOS

José Ignacio lapido: Voz y guitarras
Carlos J. García: Bajo
Popi González: Batería y coros
José Ignacio Hernández: teclados

Colaboraciones especiales.
Víctor G. Lapido: solo de guitarra final en "Hablando en sueños"
Jass: coros

Grabado, mezclado y masterizado entre diciembre del 98 y febrero del 99 Producciones Peligrosas (Granada)
Técnico de grabación, mezclas y masterización: Jass

Una producción dirigida por José Ignacio Lapido
productor ejecutivo para Pop Quark: Juan M. Ferriz

Fotos: Jesús Torres / Diseño: Jesús Torres

Letra y música de todos los temas: José Ignacio Lapido

Para más información: www.joseignaciolapido.com
o escribiendo a : pentatonia@joseignaciolapido.com

license

all rights reserved

tags

about

José Ignacio Lapido Granada, Spain

José Ignacio Lapido
Granada (España) 1962
Comienza a tocar la guitarra en grupos locales en 1979. En 1981 graba un single con el grupo Al-Dar. En 1982 forma 091, banda de Rock con la que grabará 7 discos hasta su disolución en 1996. En el 99 comienza su carrera en solitario como cantante. Ha grabado 7 discos, el último en 2013 titulado "Formas de matar el Tiempo" Editado por su sello Pentatonia. ... more

contact / help

Contact José Ignacio Lapido

Streaming and
Download help

Report this album or account

If you like José Ignacio Lapido, you may also like: